Reclaman una urgente ayuda económica para los jardines de infantes

Pin It

El diputado provincial Joaquín Blanco (FPCyS-Socialistas) consideró “insostenible la falta de respuesta del gobierno provincial con respecto a la situación de los jardines de infantes y las  maestras jardineras. No estamos hablando de comercio, sino de una institución que es insustituible para la comunidad. Tenemos que ser creativos y audaces. Le pedimos al gobernador (Omar) Perotti que reaccione y brinde un respaldo decidido a los jardines de infantes. No es lo mismo que sigan funcionando o que cierren”, advirtió.


El legislador visitó hoy la carpa que dueños y responsables de jardines de infantes de Rosario montaron en la plaza San Martín, frente a la sede de Gobernación, para reclamar mayor asistencia del gobierno provincial ante la crisis por la falta de actividad generada por la pandemia de coronavirus. La protesta se repetirá todos los jueves hasta lograr una respuesta.

En ese marco, Blanco se refirió a un proyecto de ley que presentó en la Cámara de Diputados: “Proponemos hacer frente a este problema con un aporte extraordinario de la provincia de 150 millones de pesos. Para las arcas santafesinas representa poco, pero para los jardines significa todo porque implica poder sobrevivir en este año tan tremendo y pensar el año 2021 con una matrícula a pleno y con todos los niños y niñas volviendo a las aulas”.


“Es una iniciativa solidaria –explicó el legislador- que implica asignar a cada jardín los fondos necesarios para pagar salarios y alquileres, de modo que puedan terminar este año aunque no se retomen las clases. En 2021 podrán devolver esta ayuda a través de becas para alumnos que no puedan pagar una cuota mensual”.  
“Estas instituciones que cumplen un rol social y educativo fundamental y han sido abandonadas. Si no hay una acción decidida por parte del Estado, no hay ninguna posibilidad de que subsistan económicamente y las vamos a perder”, insistió. 

Desde la Asociación de Jardines Particulares de Rosario (AJPR) precisaron que ya cerraron 16 establecimientos en la provincia y 6 en Rosario. En ese marco, advirtieron que el 50 por ciento de las instituciones está al borde de cesar su actividad.