PRESIDENCIALES 2019

Pin It

La situación argentina se modifica cual la rapidez de la montaña rusa y el contexto dado para los programas económicos de los candidatos presidenciales antes de las PASO ya no es el mismo. Qué es lo que los candidatos proponen, qué es lo que opinan en medios y redes sociales.


Mauricio Macri Las últimas medidas

El modelo económico que propone como candidato, aunque con modificaciones substanciales en los últimos tiempos, se expone en su accionar como presidente.

Tras el pedido de medidas urgentes que desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) enviaron al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, para paliar la emergencia pyme, el Ejecutivo Nacional comenzó a llevar adelante acciones que alivien la situación.

Dentro de las decisiones anunciadas, que se mantendrán vigentes hasta el 31 de diciembre, se encuentran:

*El lanzamiento por parte de AFIP de un plan que les da 10 años de plazo a las pymes para ponerse al día (al igual que a los autónomos y monotributistas), que incluirá deudas vencidas hasta el 15 de agosto, con tiempo de inscribirse hasta fin de octubre.

*Ampliación de 6 a 10 las cantidades de planes permanentes que pueden tener abiertos al mismo tiempo las pequeñas y medianas empresas.

*Eliminación del IVA a los siguientes alimentos básicos: pan, leche, aceite, pastas secas, arroz, harina, polenta, frutas, hortalizas, yogures, azúcar y yerba.

*Congelamiento de las cuotas de los créditos UVA hasta fin de año, a fin de generar un alivio en aquellas personas que los adquirieron y que se vean afectados por la disparada del dólar.

*Congelamiento del precio de las naftas y el resto de los combustibles.

Estas medidas paliativas tienen por objetivo subsanar la delicada situación económica que está sufriendo el país generada por el aumento del precio del dólar y, en consecuencia, de los precios en toda la cadena de valor.

Además dentro del paquete de medidas Macri dijo que habrá un aumento del 20% en el mínimo no imponible y en la deducción especial del impuesto a las Ganancias. Esta medida beneficia a 2 millones de personas e implica una mejora de unos 2.000 pesos mensuales.

El nuevo mínimo no imponible del salario bruto será de 55.376 pesos mensuales para trabajadores solteros y 70.274 pesos mensuales para una familia tipo. Los trabajadores autónomos recibirán una reducción del 50% en los anticipos que deben pagar el resto del año.

El Presidente también anunció un congelamiento del precio de la nafta durante 90 días; dos “pagos extra” de Asignación Universal por Hijo (AUH) de 1000 pesos mensuales en septiembre y en octubre; y un aumento del salario mínimo vital y móvil para unos 2 millones de trabajadores.

Además, los empleados de la administración pública nacional, las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad federales recibirán un bono a fin de mes de 5 mil pesos. Y anunció un incremente del 40 por ciento de la beca Progresar.

Además se decidió la suspensión de los fondos comunes de inversión sobre los cuales CAME solicitó que las pymes quedaran exentas.

A esto debe sumarse el DNU que impuso restricciones a la compra de dólares y la autorización del Banco Central para las operaciones cambiarias, que logró la baja del dólar en los primeros días de implementación

(Fuente CAME y publicación oficial Gobierno).


Alberto Fernández la economía y las relaciones internacionales

Tras ser el candidato más votado en las PASO, han sido cada vez más las preguntas respecto de cuál es su política económica, y especialmente su postura sobre el acuerdo MERCOSUR UE, la relación con Brasil,  Estados Unidos, los compromisos con el FMI y  el valor del dólar.

Alberto Fernández cree que el acuerdo de libre comercio de la Unión Europea y el MERCOSUR “traerá perjuicios para la industria si no se lo revisa detenidamente”.  Es decir, que en los planes del candidato a presidente del Frente de Todos está la idea de que el Parlamento y el próximo titular del Poder Ejecutivo hagan una “revisión profunda”  para convertirlo en un programa “más equilibrado donde el Mercosur reciba los mismos beneficios que sus socios de Europa”.

En cuanto a la relación de Brasil y Argentina, cree que debe ir más allá de las críticas de Bolsonaro, y en cuanto a Estados Unidos consideran que podrán ser “maduras y racionales” con un buen nivel de diálogo con la administración de Donald Trump.

Respecto de los compromisos con el FMI  planteó que “es imposible pensar en pagarle al Fondo si la Argentina no recupera la capacidad productiva y no empieza a generar dólares, pero no estaría previsto dejar de pagar la deuda al FMI sino renegociar. Y aseveró: “La Argentina no tiene ninguna posibilidad de caer en default si soy presidente”.

En cuanto al valor del dólar, expresó: “Por enésima vez, yo fui muy crítico del cepo y sigo siéndolo. No fue una buena solución. El cepo es como poner una piedra en una puerta giratoria: nadie sale pero nadie entra. Eso fue lo que nos pasó”.

Sobre el comercio y el consumo hizo algunas consideraciones específicas en su visita a la Asociación Empresaria de Rosario

VISITA A la Asociación Empresaria

Previo a las PASO, el candidato a presidente visitó la entidad para transmitir su postura respecto de la producción y el mercado interno, y  para escuchar las necesidades y opiniones de los comerciantes.

“Estamos gustosos de recibirlo porque somos una entidad de puertas abiertas que tiene el hábito de dialogar constantemente con las autoridades de todos los niveles para escuchar propuestas, planes y exponer necesidades”, dijo Ricardo Diab, presidente de AER al darle la bienvenida al candidato Alberto Fernández.

“Este modelo no resiste más, no tiene dólares para pagar porque no exporta nada. El campo tiene una supercosecha que no termina de liquidar porque esta esperando que el dólar se sincere”, dijo Fernández en su visita a la AER, previa a las PASO.

Y agregó: “No podemos seguir  sin producir, tenemos el 45% de la capacidad productiva inactiva”. Y responsabilizó al gobierno por eso “pensaron que bajando el consumo bajaban los precios y lo único que lograron fue que cierren 43 empresas y comercios por día y fabricar pobres”.

“Desde el Estado debemos promover la acción de los que arriesgan, trabajan y dan trabajo porque necesitamos producir – dijo y agregó – debemos el 95% del PBI y tenemos que pagar en dólares por eso vamos a tener que producir para vender en dólares, para exportar. Para esto es fundamental que se pueda sacar mercadería de todos los puertos del país”.

El candidato especificó que para que la industria se ponga en marcha deben bajar las tasas de interés.

Estuvieron en el encuentro referentes de todas las Cámaras adheridas a AER, integrantes de la Federación de Centros Comerciales de Rosario y la Región y de la Provincia de Santa Fe,  UNIRR y FECECO.   Acompañaron a Fernández, Sergio Massa, Felipe Solá, Omar Perotti y Alejandra Rodenas.

Cabe señalar que fue el único candidato que solicitó la visita a la entidad, y que todos tienen las puertas abiertas.


Roberto Lavagna bajar impuestos a la inversión, desdolarizar tarifas, subir el salario mínimo.

Previo a las PASO, Roberto Lavagna, candidato a presidente de Consenso Federal, dio a conocer algunas de sus propuestas económicas, que incluyen un plan de promoción del consumo, la inversión y las exportaciones, a partir de una rebaja de impuestos y la promoción de la demanda.

Hizo hincapié en la necesidad de subir el salario mínimo, eliminar IVA a productos esenciales de la canasta básica, bajar impuestos a la inversión y desdolarizar las tarifas de servicios públicos.

“Argentina está en una situación excepcional: en los últimos ocho años se ha encontrado en un estancamiento económico. Si focalizamos en los últimos dos hay una caída en el PBI del 4%. Los promedios suelen ser engañosos, ese 4% de caída oculta que algunos han ganado mucho dinero y otros han perdido mucho. Esto fue fruto de algunos errores conceptuales de los dos gobiernos anteriores”.

“La mitad de las máquinas de las empresas están tapadas con plástico para protegerlas. Hay una capacidad ociosa que puede usarse para empezar un proceso de recuperación”. Así, su espacio propone “trabajar con el consumo y la inversión. La macroeconomía tiene algo de un mecanismo de relojería, cada ruedita mueve otra y solas no sirven para nada”.

Las principales medidas de un eventual gobierno suyo serían la suba del salario mínimo vital y móvil, y que productos como carne, fruta, aceite y pan -que actualmente pagan 10,5% de IVA, la mitad- pasen a pagar cero (medida aplicada tras las PASO).

También Lavagna señaló que los créditos, como el UVA, deberán pasar a estar indexados por salarios y no por variables financieras y planteó que desdolarizará las tarifas de los servicios públicos.

“Hay dos complementos a esto. Uno es desdolarizar las tarifas de los servicios públicos, tienen que ser en pesos y en estos momentos cualquier modificación no puede pasar la variación que tengan los salarios”, planteó.

Tras las PASO Lavagna expresó que su equipo económico trabajaba una batería de propuestas bajo el plan “Reactivar la Argentina”, que estarán enfocadas en cuatro ejes: la salud, la seguridad, la educación y el agro.

Luego de la determinación del gobierno de restringir el control de cambios, dijo que “el Ministerio de Haciendo aceptó la realidad, aunque debieron hacerlo antes”. El Consejo Económico y Social Nacional es una propuesta que planteamos desde comienzo de año. Es una institución que expresa pluralidad, atiende los problemas reales y nos defiende de aquellos que quieren tener el poder para siempre”, sostuvo Lavagna en su cuenta de Twitter.


José Luis Espert libre comercio y flexibilidad laboral.

En el marco de la presentación de su libro “La Argentina devorada”  el economista, candidato a Presidente, José Luis Espert explicó las causas de la decadencia argentina y las bases sobre la que se sienta su propuesta.

Espert identificó tres causas fundamentales para esta decadencia que “arroja 14 millones de pobres hace 30 años, el 30% de la población del país”: el rechazo al libre comercio, la falta de financiamiento de un Estado grande y deficitario y leyes laborales de la época del fascismo, de las que acusa al modelo sindical que predomina en el país.

En cuanto al libre comercio, previa aclaración de su postura liberal, el economista señaló que en Argentina no se entiende la importación como una manera indirecta de producir, sino que se la ve como una amenaza al empleo doméstico.

Luego, Espert explicó que las crisis financiero-económicas que ha tenido Argentina fueron consecuencia de los graves problemas de financiamiento del fisco.

“Cuando uno pide que se baje el déficit aparecen los coros hablando de costos sociales, pero se puede constatar que los verdaderos costos se han pagado por no tener gasto público ajustado a los ingresos”.

Por último, Espert dijo que Argentina tiene la misma presión impositiva que países con cuatro veces su ingreso per cápita. En relación con esto, sostuvo que el país tiene los mayores impuestos al trabajo del mundo y que la diferencia entre lo que paga un empresario por un trabajador y lo que recibe el empleado en su bolsillo es récord a nivel global.

Indicó que esa falta en la flexibilidad laboral es parte del alto porcentaje de trabajos en negro que tiene Argentina –la evasión llega al 40%–, lo que a su vez genera que los que están en regla sean sobrecargados de impuestos.

“Proteccionismo industrial, Estado grande y deficitario y leyes laborales inflexibles. La consecuencia de esto es algo que se debate en Argentina hace 70 años. Cada crisis implica una manera salvaje de hacer un ajuste, luego hay un rebote y posteriormente hay un período de deterioro hasta que vuelve a aparecer el ajuste y la crisis”, expresó Espert.

Propuesta

“La Argentina debe cambiar hacia el libre comercio, un Estado pagable y una flexibilidad laboral absoluta. Para poder contratar mucho hay que poder despedir fácil y no que las empresas quiebren por haber echado a un trabajador como pasa hoy. El drama argentino es que la gente piensa que si hay flexibilidad para despedir los empresarios lo van a hacer, como si el deporte para ellos no fuera ganar plata, sino despedir gente”, concluyó.

Tras el DNU que impuso restricciones a la compra de dólares y la autorización del Banco Central para las operaciones cambiarias, Espert dijo que se trata de un “cepo suave, que va a profundizar la recesión económica y la inflación”. Además, acentuó en sus redes su postura liberal: “Lo que debería haber hecho Macri es cuidar las reservas flotando (sin control de cambios) para que algún día se eliminen todas las trabas para-arancelarias y bajar los aranceles a la importación. La apertura al comercio es LA gran reforma estructural que Argentina tiene que hacer”.

(Fuente: www.espert.com.ar, 21-7, y redes del candidato)