La tendencia de estudiar un cuatrimestre en el exterior

Cada vez más estudiantes de universidades públicas y privadas viajan a estudiar un cuatrimestre o un año en universidades de casi todos los continentes. Ejercitan el idioma, experimentan vivir en otro país, aprenden un enfoque distinto de su carrera y generan contactos. Y avanzan en sus carreras, ya que en muchos casos las materias que cursan tienen equivalencia local.

Casi siempre hacen la experiencia a partir de acuerdos de intercambio y sin necesidad de pagar aranceles adicionales, mientras que una gran mayoría accede a algún tipo de beca que le sirve para costear el viaje y la estadía. La tendencia es tan marcada que hay universidades en las que por lo menos dos de cada 10 estudiantes egresan con una experiencia de este tipo.

«El proceso de internacionalización de las universidades es una realidad que en la Argentina tiene cada vez más volumen. Es un fenómeno en auge», explica Luis Pérez Van Morlegan, secretario de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Económicas, donde hasta 2014 registraban entre 15 y 18 estudiantes de intercambio cada año y hoy rondan los 50. Además de 100 universidades con acuerdo de reciprocidad y materias con equivalencias en la UBA, en Económicas ofrecen una ayuda de hasta $ 20.000 para promover los intercambios.

En la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) también dan cuenta del fenómeno. En 2015 viajaron 18 alumnos a Alemania, cuatro a Francia y uno a España. Y en 2016, tuvieron 16 estudiantes en Alemania, ocho en Francia y uno en España.