INVESTIGACIÓN CUADERNO COSSETTINI

Pin It

Paula Caldo, investigadora del CONICET, junto a la becaria Micaela Pellegrini Malpiedi, que se desempeñan en Investigaciones Socio-Históricas Regionales (ISHIR, CONICET-UNR) son las autoras del libro “El manuscrito culinario de Leticia Cossettini”, que editó Casagrande y  en el que también trabajó Guillermo Ferragutti, profesional de apoyo a la investigación del CONICET. El libro surgió a partir de la generosidad del profesor Carlos Eduardo Saltzmann, ex alumno de Leticia, quien recibió el cuaderno de recetas cuando ella murió y lo compartió con las científicas.

La investigadora explica que el libro además, suma en términos historiográficos, en el sentido de que, a partir de tomar una cantidad de recetas de cocina es posible empezar a hablar: de la vida de las mujeres, de los saberes domésticos, de qué es el saber culinario, de la industria, de la tecnificación del hogar, de las transformaciones de las prácticas históricas. Leticia pone las marcas, el poner las marcas es un dato que te está invitando a buscar de qué se trata. ¿Qué consumía una mujer que estaba en la cocina? ¿Qué comían las mujeres? Porque esta era una familia femenina, en esa casa no había figuras masculinas, apuntaba a una sociabilidad de una mujer que era muy sociable, pero quizás no tenía tanto almuerzo o cena, era sociabilidad de tardes de té.  Había una cantidad de recetas dulces, de tartas, de galletitas.