LOS NUEVOS COMPETIDORES DE NETFLIX

Pin It

En un mercado donde Netflix es el rey, los mayores estudios de televisión, conglomerados audiovisuales y empresas de tecnología, se disputan un pedazo de una torta que será difícil de partir.

El reinado de Netflix a lo largo y a lo ancho del planeta empieza a tambalearse, varias empresas entre ellas Disney, Apple y HBO, se encuentran en pleno proceso de transformación y lanzamiento de sus nuevos servicios de streaming, que esperan captar la atención del público y lograr que algunos usuarios se inclinen por obtenerlos o que al menos lo sumen dentro de sus suscripciones mensuales. Y es que las suscripciones a productos y servicios son algo que llegaron para quedarse en la gran red de redes y obliga a que muchos de nosotros gastemos mensualmente dinero por un espacio en la nube, por escuchar música en Spotify y seguramente por ver series y películas en Netflix, a un precio bastante más accesible que la TV por cable actual. 

Uno de los nuevos servicios de streaming más esperados es Disney+ (Disney Plus), que tendrá su debut en noviembre de 2019 en Estados Unidos por solamente US$7 al mes. En su haber incluye un inmenso catálogo de series de televisión y películas de Disney, Pixar, Marvel, StarWars e incluso National Geographic. El mismo Disney sabe que solamente con las películas o series que ya salieron en el cine y la TV no le alcanza, por lo que apuesta fuerte al igual que Netflix a los productos propios, como la nueva serie The Mandalorian, exclusiva para la plataforma, varias series de Marvel como la de Loki e incluso continuaciones de películas clásicas como “El Retorno de las Brujas 2” (Hocus Pocus). 

En lo que a estrenos se refiere, espera estrenar el próximo 11 de diciembre de 2019 Avengers: Endgame, la cinta de Marvel que superó los US$2,000 millones en ventas de taquillas a nivel mundial. La compañía de entretenimiento también anunció una nueva trilogía de Star Wars y las fechas de estreno de las próximas tres Avatar de James Cameron, que se espera lleguen a Disney Plus, de seis a nueve meses después de su salida en los cines.

Apple TV+. Como si esto fuera poco, Apple también tiene pensado salir a jugar fuerte en los servicios de streaming, un terreno en el que no tiene mucha experiencia salvando su conocido producto Apple TV, que permite transformar a la televisión en un centro de entretenimiento usando a iTunes como base. Por supuesto que las producciones originales no podían faltar aquí tampoco, y es por eso que decidieron contratar a Jennifer Aniston, quien encarnará a una presentadora de informativos en “The Morning Show”, acompañada nada más y nada menos que de Reese Witherspoon y Steve Carell. 

Si bien promete tener contenido de alta calidad, el catálogo de Apple será un poco más reducido que sus competidores. Lo bueno es que el precio final por mes será de solo U$S4,99. La buena noticia es que Apple TV+ ya está disponible en Argentina desde el 1º de noviembre y se puede adquirir una prueba de 7 días gratis, para poder ver series de comedia como “Dickinson”, una distópica fantástica como “See” o de ciencia ficción como “For All Mankind”, una historia creada por los responsables de Battlestar Galactica, que imagina el destino de la humanidad si la carrera espacial no hubiera acabado.

HBO Max. Si bien la señal de HBO existe en nuestra grilla de cable desde hace décadas, recientemente decidió dar vuelta la tortilla al permitirle a sus suscriptores acceder a su contenido sin necesidad de pagar el cable aparte. Es por eso que el servicio de Warner tendrá una nueva plataforma a partir de mayo de 2020 bajo la marca HBO Max, que integrará toda su oferta de contenido incluyendo HBO, DC Entertainment, CNN, TNT, TBS, The CW, Cartoon Network, Adult Swim y Looney Tunes, entre otros, por la módica suma de U$S14,99 al mes.

La guerra del streaming ya comienza, tendremos que estar atentos a quién gana la batalla porque si bien el usuario puede adquirir varios de estos productos en paralelo, en tiempos de crisis suelen eliminarse los que crea que no utiliza lo suficiente como para que valga la pena el desembolso.