Plan Estratégico Rosario 2030

“Los invito a soñar juntos la Rosario del 2030”, dijo la intendenta Mónica Fein al dar por inaugurada la jornada, que contó con la participación de unas 400 personas en el Galpón 17 de la Franja Joven del Río.

Fein deseó a los presentes que entre  todos “podamos conseguir la síntesis y los consensos necesarios para delinear las líneas estratégicas que guiarán a la ciudad en los próximos años”, al tiempo que destacó que dicho plan contenga la opinión de distintos sectores políticos, económicos y sociales. Este primer taller general llevó por título  “Construyendo la visión Rosario 2030” y se inscribe como el puntapié de las actividades del 2017 en donde se debatirán y buscarán los acuerdos para construir las líneas de trabajo a futuro. Con énfasis en la participación ciudadana, cada encuentro involucrará al Estado local y los vecinos, más las instituciones políticas, económicas y culturales de Rosario. Para lo que resta del año se prevén instancias participativas tanto del Consejo Económico y Social (CEyS), como de los Consejos Barriales más los encuentros de niños, niñas, jóvenes, adultos mayores y Pueblos Originarios, entre otros. También se realizarán reuniones periódicas con protagonistas de la vida legislativa, deportiva, artística y la ligada a los medios de comunicación de Rosario.

El trabajo acumulado, siempre asistido por el gabinete municipal y los equipos técnicos, más las consultas periódicas a vecinos y vecinas resultará en un documento que tendrá la visión de Rosario 2030 y será presentado en 2018. Al igual que los planes anteriores, tendrá los temas y las cinco líneas estratégicas de trabajo. Servirán como un marco para desarrollar proyectos nuevos y modificar los que están en marcha.

La actividad, organizada en el marco del CEyS que coordina el Municipio, incluyó también palabras de los secretarios General y de Planeamiento, Pablo Javkin y Pablo Ábalos, de la presidenta del Concejo local Daniela León y de la directora de la Pastoral Social del Arzobispado de Rosario Viviana Wille Bille.

Javkin resaltó que se trata de un acto fundamental para Rosario, en el que remarcó dos aspectos: “Son tiempos en los que en las redes sociales discutimos mucho, pero tendemos a hacerlo con los que piensan como nosotros, con los que piensan parecido. Este espacio representa la posibilidad de enriquecernos con las distintas opiniones que están en la ciudad”, dijo, al tiempo que destacó el hecho de que, desde hace un tiempo, “se entendió que el Estado no tenía todas las respuestas, y por eso apostamos por este tipo de instancias”.

El funcionario repasó también lo realizado por el Concejo Económico y Social durante 2016, año en el que funcionó con la participación de 486 personas, representantes de 320 instituciones.

Por su parte, la concejala Daniela León transmitió el compromiso de los ediles pertenecientes a todos los bloques para trabajar “de forma mancomunada y comprometida en este espacio que nos permite pensar la Rosario del 2030”.

MÁS DEBATES QUE ENRIQUECEN

En el marco de la convocatoria recientemente lanzada por la Municipalidad de Rosario, una treintena de representantes de universidades, organizaciones sociales y no gubernamentales, colegios profesionales, junto a artistas y autoridades religiosas se convocaron en abril en el Museo de la Memoria para dar continuidad al debate sobre proyectos que integrarán el Plan Estratégico Rosario 2030. En esta oportunidad los ejes temáticos fueron cultura, educación e innovación.

En ese marco, se discutió sobre la continuidad de los proyectos trazados en los anteriores planes estratégicos y se sumaron propuestas para el nuevo, que se plasmará entre este año y el 2018. La próxima reunión tendrá como eje la producción, otra de las cinco líneas estratégicas que convocarán a la comunidad para involucrarse en el diseño de la ciudad futura. “Además de la cultura trabajaremos en materia de hábitat, empleo, producción, con cada uno de los actores involucrados. Se llevará el debate a los Consejos Barriales, con niñas, niños, jóvenes y adultos mayores. Trabajamos en cada espacio de participación ciudadana porque queremos recoger la visión y lograr acuerdos que nos permitan crecer”, explicó el secretario de Planeamiento, Pablo Ábalos.

HISTORIA Y CONTINUIDAD

No fue casualidad que representantes de instituciones y de la Municipalidad se reunieran en el Museo de la Memoria para debatir el Plan Estratégico Rosario 2030.

Dicho espacio que sirviera como sede del Ejército, lugar donde se llevaban adelante consejos de guerra a víctimas del terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico militar, fue reconvertido por el gobierno local en 2010 luego de que por muchos años funcionara allí un bar. Hoy sirve para dar testimonio de las trágicas consecuencias de esos años negros del país.

El museo fue uno de los proyectos nacidos del eje Cultura e Innovación de los planes estratégicos que desde 1998 distinguen a Rosario. Si bien desde principios del siglo pasado hubo ordenamientos urbanísticos a cargo de las autoridades y equipos técnicos, a fines de la década pasada el gobierno de Rosario sumó la voz y voto de los vecinos y vecinas.

“La ciudad tiene una tradición. La planificación estratégica nos permitió en momentos de crisis tener una perspectiva a futuro, lo que se hace difícil cuando las cosas no salen bien. Queremos tener un horizonte claro como en 1998 y 2008”, explicó el director general de Planificación Estratégica, Roberto Zampani, al respecto de los pioneros planes precedentes. Fue así que en 1998 se planteó una ciudad de la creación y que abrazara los barrios acompañando la descentralización del Estado local para la integración. “Tenemos 20 años de experiencias de cultura en los barrios, festivales internacionales más programas de protección y preservación del patrimonio de la ciudad”, agregó Zampani. Diez años más tarde, cuando el plan apuntaba a la conexión de Rosario con el área metropolitana, la cultura se convirtió en un componente crucial para lograr inclusión, economías de calidad y posicionar a la ciudad como una metrópolis destacada a nivel nacional e internacional.

“La creación y la innovación desarrolló el conocimiento y priorizó la educación. Se puso en juego el acceso a la cultura y la educación en la agenda. Logramos sumar espacios como la Franja Joven, este museo, el acuario y el Centro de Estudios Latinoamericano Ernesto Che Guevara”, reseñó el funcionario para citar ejemplos que evidencian los frutos de la planificación estratégica.

ANTECEDENTES

Si bien la ciudad siempre fue planificada por las autoridades, fue a fines de la década del 90 que sumó una visión estratégica, cuyo principal valor fue sumar la voz y voto de los vecinos y vecinas.

El Plan Estratégico Rosario 2030 será el tercer diseño de planificación urbana, económica y cultural de la ciudad teniendo como anteceso-ras las experiencias de 1998 y 2008. En ambos casos se necesitó del aporte y discusión de cientos de instituciones, desde sindicatos, profesionales, empresas hasta los ciudadanos de a pie en los barrios.

A la hora de repasar las anteriores experiencias, Fein destacó que del total de proyectos del primer Plan Estratégico, el 80% de los mismos se habían concretado para 2008. En tanto, aquellos consignados en el segundo Plan, el 90% se encuentran ejecutados o cuentan con un importante avance a la fecha.