CAME SE REUNIÓ CON LA CGT, CGERA Y CGE PARA PONER EN MARCHA A LAS PYMES

Pin It

Durante más de dos horas, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), junto a la Confederación General Económica (CGE) y la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), mantuvieron un encuentro con los secretarios generales de la Confederación General del Trabajo (CGT) para evaluar la situación de las pequeñas y medianas empresas, que movilizan el 70% del empleo privado del país, en el marco de un “acuerdo económico y social”.

“Valoramos el gesto de la CGT de recibir a las entidades que representan a las pequeñas y medianas empresas. El sector obrero y el empresario pyme no pueden estar ajenos en la reconstrucción del país”, destacó el presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán.

Este mediodía la CGT recibió en su sede a la unidad confederativa pyme, alcanzada por CAME y CGERA que permitió el resurgimiento de la CGE.

“Para nosotros es importante que el sector empresario haya dado este gran paso en la búsqueda de objetivos comunes”, expresó el secretario general de la central obrera, Héctor Daer, que destacó la “grandeza” de los dirigentes para llegar a esta decisión. “Hay que capilarizar regiones, actividades, trabajadores y empresarios. Nada de esto será fácil, se necesita generar consensos”

En ese mismo sentido, el presidente de CAME, Díaz Beltrán, aseguró que “si no hay empresas no hay trabajo y si no hay trabajadores no hay consumo, y por ende no hay empresas, así que no nos queda otro camino que trabajar juntos”, dijo y agregó: “Con un índice de pobreza del 40%, caída de ventas minoristas, de la industria pyme y la capacidad ociosa instalada, llegó el momento de deponer mezquindades sectoriales”

Por su parte, el titular de CGERA, Marcelo Fernández, realizó un pedido de acompañamiento de la CGT a los reclamos de las pymes. “Un comercio exterior administrado que no cierre fronteras pero que no destruya al entramado pyme nacional; baja de tasas de interés, y que la AFIP nos saque el pie de encima”, reclamó. Además, habló de recomposición salarial. “Diciembre es el mes más problemático para nosotros porque tenemos que pagar medio aguinaldo, vacaciones y tres impuestos, pero queremos hablar de recomposición salarial, por eso necesitamos que el nuevo gobierno nos ayude a diferir cargas sociales”, indicó Fernández. Al respecto, recordó la deuda por $ 780 mil millones que las pequeñas y medianas empresas tienen en impuestos y con entidades financieras. 

En respuesta, Daer habló de “segmentar” de acuerdo a las posibilidades de las firmas y de la necesidad de una amplia moratoria.