PROYECTOS DE DESARROLLO PARA LAS PROVINCIAS DE SANTA FE Y CÓRDOBA

Pin It

Los gobernadores de ambas provincias acordaron avanzar en distintas obras comunes para el desarrollo común. También dialogaron sobre las alternativas electorales de cara a las elecciones de 2019.

El gobernador Miguel Lifschitz se reunió con su par de esa provincia, Juan Schiaretti, con quien analizó proyectos de desarrollo que involucran a ambos distritos, entre los que se destaca un acueducto interprovincial, gasoductos y ordenamiento de cuencas hídricas.

“Fue una reunión de trabajo, donde repasamos temas de intereses comunes, como los tres comités de cuenca conjuntos (Carcarañá, La Picasa, y Vila – Cuculú), y los esquemas de financiamiento para el Acueducto Interprovincial, que queremos iniciar, o al menos dejar licitado”, resumió Lifschitz.

Además, los gobernadores repasaron la “realidad política nacional, la situación de las provincias y las perspectivas económicas del país”, y reafirmaron el compromiso para que los gasoductos que construye Córdoba abastezcan con gas natural a localidades de Santa Fe que están cercanas a la provincia mediterránea.

ACUEDUCTO INTERPROVINCIAL

“Este es un convenio trascendente, porque se trata de un acuerdo entre dos provincias, en el marco del trabajo que venimos desarrollando en la Región Centro, que ha sido revitalizado durante la gestión que nos toca compartir con estos dos gobernadores”, destacó Lifschitz.

“A lo largo de estos casi tres años hemos encarado misiones comerciales a distintas partes del mundo, hemos generado acuerdos entre las tres provincias y acuerdos bilaterales. Hoy venimos a cerrar un acuerdo por el agua potable. No solamente a la provincia de Córdoba le falta el agua, la provincia de Santa Fe, a pesar de contar con una ribera litoraleña de 800 kilómetros de extensión sobre el río Paraná, también tiene gran parte de sus localidades con una escasa o muy mala prestación del servicio de agua potable, incluso localidades muy importantes que están sobre la vera del río”, explicó el gobernador.

“Desde hace unos años abordamos la problemática del agua como un tema central y estratégico de la gestión de gobierno, y desarrollamos un plan de acueductos para poder abastecer en el futuro de agua potable de río a la totalidad de la población”, recordó el santafesino y especificó que consiste en construir 12 grandes acueductos, algunos de ellos ya están terminados, otros están en ejecución. “Uno de los más ambiciosos es este que hoy estamos presentando, que no solamente va a abastecer de agua a más de 30 localidades santafesinas, sino que va a permitir extender el servicio y la provisión a muchas localidades de Córdoba, y en el futuro a la propia capital cordobesa”.

Por su parte, Schiaretti manifestó que “este es un acuerdo histórico porque significa garantizar para las próximas décadas el agua potable para nuestra provincia” y destacó que “somos gobiernos que coinciden en establecer políticas de Estado que perduran en el tiempo y que no tengan que ver con las coyunturas permanentes o pertenencias políticas”.

“Esta obra es la expresión de lo que queremos para la Región Centro, es el acueducto de la integración y del federalismo. Tiene que ver con el desarrollo armónico del país, porque siempre vamos a defender el federalismo y no que las obras más importante se hagan en el área metropolitana de Buenos Aires, por eso defendemos esta obra, porque es defender nuestro progreso”, añadió.

Finalmente, Schiaretti expresó que “con esta obra el río Paraná llega hasta Córdoba” y por eso manifestó “el agradecimiento del pueblo cordobés al Gobierno de Santa Fe porque estuvieron siempre sin ningún tipo de especulaciones ni mezquindades”.

Del acto, realizado en la Casa de Gobierno en la ciudad de Santa Fe, también participó el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, quien a su turno mencionó que “lo que estamos realizando es un ejercicio de federalismo” a través de “políticas públicas de infraestructura pensadas en trascender gestiones de gobierno y en beneficio de la región”, y ratificó que continuarán trabajando “para que la Región Centro siga transcendiendo cada gobierno y se constituya como una gran base de desarrollo para nuestro país”.

CONVENIO

El objetivo del acuerdo es abastecer de agua potable las zonas este y centro de la provincia de Córdoba; y centro – oeste de Santa Fe; y en una segunda etapa Gran Córdoba.

El monto estimado para la ejecución de la obra en cuestión, se establece en la suma aproximada de U$S 460.000.000; la que será definida con exactitud con la aprobación del proyecto ejecutivo objeto de la licitación a convocarse al efecto.

El convenio establece que se tomará como base el proyecto Acueducto Río Coronda, que fue elaborado por la provincia de Santa Fe; y que ambas provincias deberán analizar las variantes técnicas que se requieran para captar, potabilizar, almacenar y transportar caudales a las 65 localidades contempladas, en las que viven 330 mil personas.

En la provincia de Santa Fe, el acueducto Interprovincial abastecerá a las localidades de Coronda, Gessler, María Juana, Sastre, López, Esmeralda, Colonia Belgrano, San Martín de las Escobas, Arocena, San Jorge, Barrancas, Carlos Pellegrini, Castelar, Cañada Rosquín, Garibaldi, Las Bandurrias, Loma Alta, Piamonte, San Eugenio, San Fabián, San Vicente, Zenón Pereyra, Las Petacas, El Trébol, Casas, Crispy, Gálvez, Colonia Margarita, Traill, Campo Piaggio, Larrechea, Landeta y Frontera.

En tanto, las localidades cordobesas son San Francisco, Morteros, Brinkmann, Freyre, Devoto, Porteño, La Francia, Altos de Chipión, Colonia Marina, La Paquita, Colonia Vignaud, Sever, Quebracho Herrado, Plaza San Francisco, Colonia Baltelina, Estación Luxardo, Plaza Luxardo, Colonia Diez de Julio, Marum, El Tìo y Las Barillas; y en una segunda etapa Lapara, Balnearia, Miramar, Villa Fontana, La Puerta, Obispo Trejo, Santa Rosa, Río Primero, Arroyito, Transito y Santiago Temple.

ALTERNATIVA PROGRESISTA

Tanto Lifschitz como Schiaretti acordaron un nuevo encuentro en los próximos meses, y coincidieron en “la necesidad de promover en forma conjunta una opción de alternativa para la Argentina que pueda incluir a sectores del progresismo y peronismo nacional, y espacios del radicalismo que puedan integrar una fuerza de carácter transversal y progresista para disputar la presidencia de la Nación en 2019”.