MIRAMAR DE ANSENUZA

Pin It

A tan solo 400 km de la ciudad de Rosario y casi 200 de Córdoba se encuentra Miramar de Ansenuza, el único pueblo ribereño a la Laguna Mar Chiquita, este destino en el noreste cordobés es un paraíso para el avistaje de aves, los deportes náuticos, una exquisita gastronomía y la naturaleza..

Con una biodiversidad única (con más de 300 especies de fauna registradas) este espejo de agua es ideal para avistar aves acuáticas; entre las que resaltan garzas, gaviotas, y flamencos rosados, todo un símbolo de la localidad.                                                       

Los museos se incluyen en su propuesta cultural: el de Ciencias Naturales Aníbal Montes, para conocer los orígenes de la laguna desde su mirada geológica, y el de fotografía Dante Marchetti, desde 1891 muestra el antes y después de las inundaciones del lugar. Se suma la Capilla Museo San Antonio, primer capilla croata de la provincia, y el Museo Hotel Viena, uno de los más visitados por su pasado esplendoroso y algunas leyendas de fantasmas.   

En el centro hay parrillas, restaurantes, pizzerías. El plato típico, la carne de Nutria asada, en escabeche, a la vinagreta o al vino.

En días calurosos, vale la pena sumergirse en sus aguas y salir reanimado por sus propiedades medicinales; hacer deportes náuticos o dar un paseo en lancha hasta la desembocadura del río Xanaes (Segundo) que permite ver cómo se unen los colores del agua dulce y la laguna.

Paseos en bici y caminatas por todo el recorrido de su costanera, y al caer la tarde, disfrutar de sus atardeceres de colores vibrantes.

www.turismomiramar.com

#miramar